Colectivo por un Mundo sin Pelacañismo

octubre 28, 2007

Pelacañas medallero

Filed under: Tipología — pelacanismo @ 1:01 pm
Tags: , , , ,

Colecciona palmaditas en la espalda, premios, méritos y aprobaciones, que a menudo reclama para sí por las nimiedades más comunes. Y ese es casi todo su interés.

Obviamente, no se sacian con cualquier cosa, así que intentarán acaparar cualquier proyecto que supongan les pueda beneficiar en sus objetivos, y aunque no sepan muy bien qué hacer con él proyecto, lo venderán poco más tarde como el más rotundo de los éxitos.

Una buena manera de acabar con él es aplaudirle hasta que explote de orgullo, pero esa táctica resulta ineficaz por evidente. Son muy desconfiados y enseguida recelan de cualquiera que les haya calado. Su hambre exacerbada les llevará en poco tiempo a ser descubiertos y tenidos por tales por quienes están con él. Son realmente peligrosos en estructuras muy grandes, donde las responsabilidades se diluyen, si hay más de una persona que pueda hacer lo mismo, o si tienen un equipo detrás que pese a sufrirles, sea eficaz. Sugerimos una discreta política de contextualización: hay que poner los supuestos logros del pelacañas medallero en su contexto para que cese en su actitud al verse desenmascarado. Suelen mutar en especies más peligrosas, pero esa evolución es darwinianamente inevitable.

Su peligro es que mientras reclaman medallas por cosas poco importantes, dejan sin hacer sus labores principales. Pueden bien atribuirlas a otros, aplazarlas constantemente, dejarlas a medias, o simplemente hacerlas mal con la escuxa de una sobrecarga de trabajo, documentada a través de los méritos que reclaman por sus tareas accidentales. Los casos endémicos consiguen destruir la esperanza de toda la organización en que realmente los departamentos con pelacañas medalleros van a cumplir efectivamente con su parte de un trabajo en equipo.

Anuncios

Blog de WordPress.com.