Colectivo por un Mundo sin Pelacañismo

Preguntas (poco) frecuentes

¿De qué va este blog?
No seas pelacañas y lee aquí

¿Quién forma parte del Colectivo?
Un grupo de aguerridos profesionales que han sufrido en varias ocasiones a varios tipos de pelacañas.

¿Puedo unirme al colectivo?
Te sugerimos que empieces comentando los temas expuestos en el blog o proponiendo nuevos. Eso nos dará pistas acerca de cómo eres. Comprende nuestras reticencias: intentamos evitar infiltrados.

Me siento ofendido por este web, ¿qué puedo hacer?
Háztelo mirar. El Colectivo no tiene ninguna intención de insultar a nadie. Si citamos nombres serán sólo de personas cuya actividad pública afecta a miles de ciudadanos y cuyas actuaciones están documentadas en los medios de comunicación. Entendemos que en esos casos, nuestra opinión sobre su comportamiento no puede considerarse un insulto.

Sufro a un/una/unos/unas pelacañas en mi entorno ¿qué hago?
Paciencia, coraje, calma. Cuentas con nuestra solidaridad. Esperamos que este blog te sea útil, y te invitamos a participar.

Me siento aludido ¿qué puedo hacer?
Háztelo mirar. Si realmente eres un pelacañas, tú mismo puedes poner remedio. Ánimo, te lo agradeceremos.

¿Vosotros mismos no sois un poco pelacañas?
Podría pasar, nadie está libre del pelacañismo. Pero nos esforzamos en no caer en el lado pelacañas de la vida. Te animamos a denunciar nuestro posible pelacañismo en este mismo blog y nos comprometemos a ponerle remedio si fuera el caso.

Leyendo vuestro blog me temo que sufro pelacañismo, ¿qué hago?
Leyendo nuestro blog habrás visto que reconocer un error es el primer paso para solucionar el problema. Ánimo: has dado el primer paso. Libérate. Tú mismo te sentirás mucho mejor. Es un camino duro, no exento de problemas, pero la recompensa es grande. Te queremos.

¿Puedo denunciar aquí a un pelacañas?
No. Lo sentimos. No va en nuestro ánimo entrar en la delación de nadie que no sea un personaje público. Sería una cobardía, es posible que una injuria, y seguramente una injusticia. Una pelacañada, vamos.
Si el aludido es un personaje público, sugiérelo en el blog y trataremos el caso.

¿Se os nota un poco quemaditos, no?
Podría ser el caso. Nos las hemos tenido que ver con más de un pelacañas y eso siempre deja huella. Pero si realmente estuviéramos quemados no nos tomaríamos la molestia de escribir aquí. Si lo hacemos es por que nos queda fe en que se puede mejorar, en que el pelacañismo tiene cura, o al menos, se puede mitigar en parte, aliviar hasta donde se pueda. Y si lo hacemos con humor, mucho mejor para todos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: